¡Logremos que más niños en el Perú crean en sí mismos para lograr sus sueños!

Vivir motivado y motivando, vivir feliz

diciembre 11, 2014

Posteado por

 

motivación y voluntariado

Antes de Crea+, no me había dado cuenta que ha­bía perdido sensibilidad ante la gente. Solía pensar que si alguien tenía un problema no era el mío. Es­taba centrado en el estrés y la rutina, en el día a día en el trabajo y en mis estudios por la noche.”

Por: Félix Gomez – Creando Docente Divertimate

Se me presentó la oportunidad de hacer volunta­riado en Crea+, la oportunidad que quería encon­trar, ese algo que me llenara como persona, no in­terfería con mis horarios de oficina ni de estudios. Mamá siempre dice: “si no vives para servir, no sir­ves para vivir”, esta era la oportunidad de demos­trarme que yo servía para el mundo.

No fue fácil. Tuve que vencer mi miedo de hablar en público, pararme delante de jóvenes de primero de secundaria que esperaban sus clases de mate­máticas. Quería lograr que me entiendan y no ha­cer de esta clase una más, sino darle ese plus que no tienen las clases regulares.

Cuando terminé mi primera clase con algo de ner­vios, hice la típica pregunta de profesor: “¿Enten­dieron?”, me respondieron el típico: “sí”. Dudé. Me mantuve escéptico de lo que había logrado y espe­ré ver sus notas. Grande fue mi sorpresa al ver que la mayoría aplicó lo que enseñé. La satisfacción fue increíble.

Al finalizar las clases se me acercaron cuatro chi­cos diciéndome algo que derrumbaría mis miedos: “Profe, ¿usted vendrá la próxima semana? A usted sí le entiendo lo que explica”. Esa frase tan simple le dio sentido el haberme despertado temprano todos los sábados y hacer un viaje de la Molina al Callao para verlos.

Poco tiempo después entré al taller de “Dibujo y Pintura” con niños de 6 a 8 años. Desde un inicio los niños me mostraron su afecto y el taller me adoptó como otro integrante. Yo les enseñaba a dibujar, pintar y a creer en ellos mismos. Ellos me enseñaban a ser niño.

El día del padre, una de mis pequeñas se acercó con una tarjeta diciéndome: “Es para ti”, la miré sorprendido y le dije: “No, eso es para que se lo des a tu papá”, ella dijo: ¨No, yo hice dos porque tú también eres mi papá cachetoncito”.

No tengo palabras para explicar el sentimiento que me invadió. Creo que si tenía alguna expectativa de impactar en alguien en Crea+, esta ha sido alta­mente superada.

Crea+ me cambió la forma de ver la vida. Actual­mente mis compañeros de oficina dicen que ando muy risueño, que parezco enamorado y respondo que sí. Estoy enamorado de mis sábados en Crea+, porque soy un Creando y estoy dispuesto a darlo todo.

Comentario

Todas las areas marcadas (*) necesitan ser llenadas, su correo se mantendrá oculto.



Últimas noticias

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter