¡Logremos que más niños en el Perú crean en sus Sueños!

Pequeños latidos azules

septiembre 16, 2020

Posteado por

 

Escrito por: Angélica Ramírez – Creando docente del taller de baile

Colegio: Rafael Belaunde – Callao

Hace algún tiempo me había alejado de toda actividad social o voluntariado que tenía enfrente por el hecho de priorizar mi perfil profesional y académico. Sin embargo, en el preciso momento, en que me sentía sin rumbo y con el corazón un tanto quebrado, me llegó una señal perfecta. El universo me lo envió para focalizar nuevamente ese amor que tenía estancado en beneficio de las personas más vulnerables a mi alrededor y con quienes también trabajo diariamente: los niños y adolescentes. Ahí es cuando apareció Crea+ en mi vida.

Mi primer día en Crea+ estuvo lleno de varias emociones encontradas. Por un lado, la emoción de dictar el taller de manualidades a chicos de cuarto y sexto grado y, por el otro, el temor de no formar una buena química con mis duplas. Debo decir que he tenido mucha suerte al compartir mi primer semestre con dos Creandos súper capas: Teffy y Cindy, que se convirtieron en mis guías, brindándome la confianza que necesitaba para lograr empatizar con los chicos. Se nos sumó Cristhian, quien fue capaz de equilibrar nuestro entusiasmo y dinamismo con su toque de madurez necesario. No fue sencillo coordinar clases ni mantener una comunicación constante entre nosotros; sin embargo, nos ingeniamos en mantener el interés de los chicos a través de dinámicas, algunos chistes y anécdotas personales que al final calaron mucho en las chicas más grandes, quienes fueron todo un reto al principio del taller.

Mis sábados empezaron a tener un sentido más intenso. Me sentía motivada sabiendo que disfrutaría de la compañía de mis pequeños en el aula y, se sumaba a ello, toda la excelente vibra que me rodeaba por parte de mis compañeros Creandos, los guías y el increíble coordinador que me tocó. Poco a poco, volví a encontrarme conmigo misma a través de la mirada de mis niños, de sus sonrisas sinceras y sus abrazos fuertes al despedirnos de clases. Poco a poco me dejé llevar por ese mismo latido azul que compartimos dentro del colegio, que resultó ser nuestro motor más bonito para seguir apostando por cada pequeño sueño que se nos cruzaba. Cada niño o adolescente no ha sido casualidad en nuestras vidas, sino ha sido luz de esperanza en aquel propósito de nosotros por mejorar como seres humanos a través del amor desinteresado.

Hoy, me encuentro en el taller de baile y enfrento nuevos retos, pero con el mismo entusiasmo y nivel de expectativa al tope, donde observo cómo mis chicos disfrutan de aprender nuevos géneros, nuevos pasos y con sus miradas de cariño. Ese mismo cariño de sus latidos azules que han ido reconstruyendo mi paz interior. Sin lugar a dudas, ser parte de Crea+ ha sido la mejor y más bonita decisión que he tomado este año. No todos tienen la suerte de tocar pequeñas almas y ayudarlas a soñar.

Si tú también quieres vivir esta experiencia y transformar la sociedad compartiendo tu talento, únete aquí.

Comentario

Todas las areas marcadas (*) necesitan ser llenadas, su correo se mantendrá oculto.



Últimas noticias

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter