¡Logremos que más niños en el Perú crean en sus Sueños!

Todos somos espejo, lo que das al otro te lo das a ti

octubre 1, 2017

Posteado por

 

Escrita por: Akemi Ayala – Creando de Yoga 
Colegio: E6006 & E6007 – Pachacamac 

A mitad del 2015 vi por Facebook una convocatoria de Crea+, cuando me informé en su página web, me desanimó no poder participar porque trabajaba también los sábados, no pude hacer mucho y lo dejé pasar. Casi para finales de ese año decidí renunciar, trabajé hasta febrero y a fines de marzo empecé a practicar yoga a diario. Yo solía tener mucho estrés, dolores de espalda, cuello y cabeza; gracias al yoga poco a poco fui sintiéndome renovada.

Luego, a mitad de año volví a ver una convocatoria de Crea+ y dije: ¡ahora sí! Después de ser aceptada como Creando entré a la Intranet (portal para los que pertenecen a Crea+), y empecé a leer las opciones para los talleres porque debemos elegir uno, revisando la lista al final de ella, vi yoga. Me emocioné muchísimo y lo marqué como única opción. Así empezó mi primer semestre, fuimos 3 Creandos y el taller que se unió con Karate.

Para noviembre, ya me había certificado como profesora de Yoga para niños, terminé el semestre con la idea de abrir un taller solo de Yoga. Finalizando el año, ya nos habíamos unido 4 Creandos, para planear el taller y así empezó la aventura, con niñas y niños de 2do y 3ro de primaria. Recuerdo que la parte favorita de los niños era la relajación, a veces nuestros compañeros nos miraban desde las ventanas, eran 10 minutos en los que los niños se acostaban boca arriba mientras nosotras les masajeábamos los pies y la cabeza.

Llegando a la última clase teníamos que definir la presentación de cierre, según nuestra programación sería un cuento y dudé en hacerlo, me sentí bloqueada pero luego de conversarlo con mi equipo, las dudas desaparecieron ya que sentí su apoyo y confianza en que sí lo podríamos presentar. Seleccionamos el fondo musical, redacté el cuento y llegó el día de la presentación, fueron 5 minutos de total Mindfulness –una de sus traducciones es prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar– y siento que los espectadores también se conectaron con la historia.

Ver las expresiones de los niños disfrutando del momento mientras realizaban las posturas, en el taller, me llenaba de alegría; al despedirnos se sintió un: gracias por ser parte de esto. Esta es una experiencia que definitivamente se ha quedado en mí para siempre.

El motivo por el que yo quise abrir este taller fue porque quería afianzar el Mindfulness en los niños, algo que conocí al empezar a practicar Yoga. Muchas veces nos bloqueamos por “x” motivos, no podemos parar la bulla que se genera con diferentes pensamientos, o esa voz que a veces te puede paralizar, ese miedo que trata de “protegerte”, ver a los niños en situaciones similares cuando practicaban posturas retadoras y superarlas con nuestro apoyo, con una mirada que te dice: yo confío en ti, con una sonrisa acompañada de un: hazlo, que yo te sostengo.

Son momentos hermosos porque no solo es darles ese impulso que necesitan para lograr superar un desafío, sino que en el fondo te das cuenta del impacto que causas en sus corazones y a la vez en el tuyo.
Todos somos espejo, lo que das al otro te lo das a ti; da al mundo lo mejor de ti con amor y ten por seguro que jamás será en vano.

Si tú también quieres vivir esta experiencia y generar un cambio con tu talento, únete aquí.

Comentario

Todas las areas marcadas (*) necesitan ser llenadas, su correo se mantendrá oculto.



Últimas noticias

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter