¡Logremos que más niños en el Perú crean en sí mismos para lograr sus sueños!

Nunca dejes de confiar

febrero 3, 2020

Posteado por

 

Escrita por: Renzo Cortez – Creando Docente del taller de teatro

Colegio: Colegio Carlos Noriega – San Juan de Lurigancho

El 2019-II fue un semestre muy especial, pues era el último en que Crea+ estaba presente en el colegio Carlos Noriega de San Juan de Lurigancho. Decidí enseñar el Taller de Teatro, pese a no ser un experto en las artes escénicas. Sin embargo, tenía presente lo aprendido en mis cursos de teatro que me ayudaron mucho a desenvolverme con las personas y a tener seguridad en mí mismo. Y justamente eso era lo que quería transmitir a los niños con el taller.

El día de la matrícula, un día especial tanto para niños como para los Creandos, pasó algo inusual. Mi coordinador de colegio, nos informó a mí y a mis compañeros, Aiti, Sayuri y Eli, que nuestro taller no tenía ningún niño matriculado. La noticia nos cayó como un balde de agua fría; ya que nunca me había pasado una situación así y por un momento descarté el hecho de enseñar teatro. Sin embargo, quise hacer un último esfuerzo.

Uno de los pilares de Crea+ es “confía” y era lo que necesitaba en ese momento: confiar en que podía abrir el taller. Nunca había pedido permiso en el trabajo para hacer algo de Crea+, pero me animé a ir un día semana al colegio para difundir la matrícula extemporánea. Confiaba en que algunos niños sí iban a estar interesados en el taller. Y así fue.

Finalmente, fueron 3 niños: Leandro, Juan y Luis, los que se animaron a entrar al taller, más tarde se unió Diana. Ninguno pasaba los 10 años. De todos los semestres que he estado en Crea+, el último ha sido el que menos niños he tenido a mi cargo. Independientemente de ello, la energía, las ganas de aprender y la ilusión que tienen por salir a actuar compensan de sobremanera la energía que sentía cuando tenía muchos niños en semestres anteriores.

Pienso que si hubiera renunciado al taller, Leandro, Juan, Luis y Diana no hubieran vivido la experiencia de aprender un libreto o imitar posturas de sus personajes y mucho menos presentarse frente a un público numeroso en la clausura del semestre. Recuerdo que mi profesor de teatro decía que no debemos cometer errores para hacer una obra perfecta. Creo que una obra perfecta se da cuando confiamos y damos la posibilidad a cuatro niños de tener su primera experiencia con el teatro.

Si tú también quieres vivir esta experiencia y generar un cambio con tu talento, únete aquí.

Comentario

Todas las areas marcadas (*) necesitan ser llenadas, su correo se mantendrá oculto.



Últimas noticias

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter