¡Logremos que más niños en el Perú crean en sus Sueños!

Historias que cambian vidas

mayo 25, 2020

Posteado por

 

Escrito: Dorita Soto – Creando Docente del taller de baile

Colegio: Rafael Belaunde – Callao

Mi historia en Crea+ empieza el 2017-I, en el colegio Rafael Belaunde del Callao, sin sospechar que se volvería mi segundo hogar. En mi primer taller de baile, junto a mis duplas, logramos que 30 niños se matricularan. Aún recuerdo la primera clase, fue todo un desafío, tuvimos miedo y nervios, sin embargo, fueron desapareciendo en el transcurso de la clase, cuando al ver las sonrisas de los niños supe que todo no podía estar mejor.

Mis sábados nunca más fueron los mismos. Me levantaba con mucha emoción y regresaba a casa cansada, pero con una sonrisa de satisfacción imborrable en el rostro. Cada sábado fue un aprendizaje. Darlo todo, escuchar con el corazón, no juzgar, ser agradecido. Simplemente ser. Algunas veces nos tocó escuchar historias tristes y duras, que niños de 7 años afrontaban con toda normalidad y valentía. Cuánta admiración me inspiraban y lo siguen haciendo.

Se me va a hacer difícil olvidar a Amir. Lo conocí en mi primer ciclo como Creando, él estaba en mi taller de baile. Comenzó a faltar un montón y muy pocas veces lo veía. Recién en la penúltima clase del semestre lo vimos nuevamente. Al preguntarle el motivo de su ausencia, nos comentó que se había dedicado a cuidar a su mamá, quien se encontraba muy delicada de salud y él se encargaba de curar sus heridas. Simplemente, nos quedamos sin palabras.

Sin embargo, aquel sábado, él quiso venir con nosotros para poder participar de la clausura de la semana siguiente, incluso, a pesar que era uno de los dos únicos niños del taller y en el que, al principio, sentían vergüenza. El día de la clausura me conmovió el coraje, la fortaleza y la entereza de Amir. Realmente me ayudó a encontrar esas mismas características en mí y a agradecer todo lo que tengo en la vida.

El semestre pasado afrontamos un nuevo reto: adolescentes de tercero, cuarto y quinto de secundaria. A diferencia de los niños de primaria, quienes eran más amorosos y abiertos desde el primer momento, con los adolescentes nos fuimos ganando la confianza sábado a sábado. Así, la angustia de no poder lidiar con ellos desapareció con el transcurrir de las semanas para, finalmente, lograr una conexión real al mostrarnos auténticos, sinceros y vulnerables. A través del arte, cada sábado vi un cambio, pues empiezan a perder el temor y a confiar en cada miembro del equipo. Escucharles decir frases, como “nunca es tarde para cambiar y empezar a luchar por tus sueños”, renuevan mi esperanza.

Yo entré al voluntariado creyendo que iba a donar algo sin imaginar lo gratificante que sería para mí. Gracias Crea+ porque contigo me permití ser auténtica, conectar con mi niña interior, aprender de mis duplas, niños y adolescentes y crecer como persona; porque contigo renuevo la esperanza de cambio y la transformación que quiero ver en mi sociedad; y, sobre todo, porque junto a ti encontré una familia de locos corazones azules que siempre están dispuestos a darlo todo, en especial a mis hermanos del alma, Georgi y Pieri.

Si tú también quieres vivir esta experiencia y transformar la sociedad compartiendo tu talento, únete aquí.

Comentario

Todas las areas marcadas (*) necesitan ser llenadas, su correo se mantendrá oculto.



Últimas noticias

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter